Sentry Page Protection

El Código Regulador

Códigos Radiónicos

 

El código radiónico, o también llamado vibracional, es:

  • Conjunto o grupo de información que te facilita el conectar con aspectos reales de nuestra personalidad, ya sean excesos o carencias.
  • Al mismo tiempo es un mecanismo de corrección, reparación, sanación, liberación, etc.

 

CÓDIGO REGULADOR©

 

 

Función fundamental del Código Regulador© (CR):

 

  •  Generar paz, armonía, bienestar, descargar, aliviar, relajar, diluir.

Objetivo del CR:

  •  Dulcificar cualquier estado a través de equilibrar, bajar nuestras tensiones.

¿Quién lo puede utilizar?

  • Todo el mundo.  Independientemente de religiones, creencias, edad, país, etc.

¿Cuándo puedo utilizarlo?

El CR lo puedes utilizar en cualquier momento y lugar. Por ejemplo:

 

·         Cuando estás desanimado, notas falta de energía,

·         Cuando acabas de discutir con otra persona,

·         Cuando los niños están muy acelerados o incluso histéricos,

·         Cuando recibes una noticia mala o desagradable,

·         Cuando llegas de trabajo cargado de energía negativa,

·         Mientras estás en el trabajo, oficina, etc.,

·         Durante los exámenes,

·         Conduciendo,

·         Durmiendo (descansas mejor),

·         Y en cualquier otra situación de tensión y estrés, etc.

¿Cómo se utiliza?

1. Primero hay que poner la intención de relajarse, de bajar tensión.

            Si seguimos alimentando la tensión, el efecto será menor.

2. Poner la mano derecha encima del Código Regulador.

3. Cerrar los ojos y dejar fluir.

 

Acuérdate:

·         Preferiblemente no cruzar ni brazos, ni piernas mientras utilizas el Código Regulador©.

·         El CR puedes utilizarlo tantas veces que quieres. No hay límite de tiempo.

·         Puedes dormir con el CR poniendolo bajo la almohada, ponertelo en la espalda, en el timo, a la altura de la vértebra D5, sentarte encima del CR, llevarlo contigo donde quieras, etc.

 

 

El manejo del código es sumamente fácil, tan sólo tienes que poner la mano derecha encima, cerrar los ojos y observar lo que “sientes”. Trata de no pensar, pon la mente centrada en “sentir”. Insistimos en este punto porque es importante que nos quede clarísimo. ¿Por qué tenemos que sentir? Pues, es muy sencillo, la mente siempre trata de controlar cualquier paso que queremos dar. Nos planteará preguntas, cuestionará antes de dar un paso, queriendo obtener un resultado o dar por sentado un resultado, antes de dar el paso. ¿Qué pasara? ¡Esto no es posible! Son posibles cuestiones que nos ponga la mente delante, o nos haga desconfiar, etc. Por lo tanto, permítete sentir.

 

El ser humano desarrolla su vida mediante sus decisiones o, lo que es lo mismo, sus elecciones, unas conscientes y otras inconscientes. De ellas obtiene un resultado, unas veces el buscado y otras no. Nuestro cuerpo da respuesta a lo que le planteamos con nuestras propuestas, de una forma rápida, aunque, según qué cosas, necesitan tiempos más largos o cortos, o sea diferentes, hasta que se manifiestan. Por ejemplo, las mecánicas son rapidísimas, como el hecho de cerrar o abrir un dedo, la mano, o girar la cabeza en distintas direcciones.

 

Hay otras cosas tan sencillas como decretar: “Elijo ser feliz todos los días a lo largo de mi vida”. Cierra los ojos y repite esta frase lentamente, notarás como dentro de ti hay un montón de resistencias. Si tienes un@ amig@ o familiar, cuando decidas hacer el ejercicio, dile que preste atención mientras lo haces al sonido de tu voz y verá que son palabras dichas desde la mente, sin ninguna implicación emocional, sentimental, no vibran ni resuenan desde tu corazón. Para que esta frase surja efecto, tienes que notar como resuena en todo tu cuerpo.

 

Para ello, pon la palma de la mano izquierda por encima de tu pecho (entre ellos) y mientras repites la frase con los ojos cerrados espera notar como tu pecho resuena, vibra con tus palabras. Si inicialmente no resuenan, es porque dentro de ti hay bloqueos, o sea pensamientos, creencias que te dicen lo contrario y están bloqueando la materialización de tu decreto.

 

Este ejercicio puede marcar un antes y un después, porque te indica cuál es el camino para conseguir atraer a tu vida lo que con tu voz pides, con tu mente creas y tu corazón resuena.

 

EJERCICIO CON EL CÓDIGO REGULADOR© SOBRE EL OBJETIVO VITAL

 

  1. Ponemos la mano derecha encima del Código Regulador© (su forma es igual que la palma de la mano).
  2. Con voz serena, a un ritmo lento y tratando de que vibre en nuestro corazón, repetimos una por una las siguientes frases:
  • Elijo fortalecer las conexiones con mi objetivo vital.
  • Elijo sanar las conexiones con mi objetivo vital.

Estas frases nos abrirán camino hacia otras que practicaremos los siguientes meses.

Su objetivo es reforzar las conexiones y hacernos más seguros conectados con nuestro OV .

Puedes repetirlas varias veces al día.

En los próximos meses seguiremos trabajando con el Código Regulador©!

Vete practicando porque avanzaremos aprendiendo:

  • Testar con el péndulo que parte de la palma de la mano (si la palma entera o un dedo en concreto) poner en que parte del CR para potenciar su efecto en cierto momento de tu vida.
  • Utilizar CR para testar cómo está, cómo se siente tu familiar, tu amig@, tu persona querida en ese momento.
  • ¡Es asombroso! Con esta herramienta podrás aprender a percibir como se encuentran y qué sienten ellos en ciertas ocasiones de sus vidas, y así poder ayudarles en esos momentos!
Acceso miembro
Welcome, (First Name)!

Se te olvido? Mostrar
Entrar
Enter Member Area
Mi perfil No eres miembro?. Log Out