Sentry Page Protection

Tu ser superior, tus guías y tu plan de vida

Los seres humanos somos creaciones hechas para evolucionar.

Esta evolución está condicionada por el lugar donde nacemos, la región, el país, el continente, etc. Las religiones impuestas por el hombre condicionan la evolución del ser humano. La rigidez de las reglas establecidas por el hombre son las causantes del desastre actual.

Este plano material donde todo surge de mentes pensantes, desde la individualidad y precariedad limitante de conocimientos, reduce la capacidad del ser humano de autosanación y autoconocimiento.

Hay un poder natural de conectar con la divinidad individual personal que cada ser humano posee y necesita redescubrir porque hasta ahora ha permanecido oculto. Este poder, una vez restablecidas las conexiones, fortalece y da claridad a las personas, las orienta, las sitúa en el inicio de una nueva perspectiva de la vida.
Enaltece la creatividad y la fuerza individual, haciendo que cada persona tenga más recursos que los meramente estudiados.
Facilita la búsqueda de respuestas acordes con las necesidades de cada individuo.

El ser humano tiene en este poder oculto muchos recursos a los que acceder, para que le ayuden a crecer y evolucionar en la dirección más afín a sus problemas, a sus incógnitas, a su plan de vida. Muchas de estas cosas del día a día de cada ser humano, son semillas de crecimiento evolutivo. Es imprescindible coordinar los recursos de nuestros guías y nuestro Ser Superior para encontrar la fuerza, el empuje que todos necesitamos para poder llevar adelante nuestro proyecto de vida. Muchas de las capacidades, que todo ser humano necesita para hacer su evolución, están en sus guías. Estos recursos son imprescindibles para todo aquél que desee funcionar de acuerdo con su Plan de Vida.

Ellos, los guías, son seres en evolución y necesitan de nuestra conexión consciente para poder hacer su trabajo. Sus conexiones son su herramienta para poder ayudarnos, a la vez que pueden guiarnos hacia lo que realmente precisamos saber. El trabajo de nuestros guías es, en muchos momentos de la vida, realmente ingrato. Muchos de nosotros los ignoramos. Esta desconexión es la causa de muchos de los problemas de crecimiento y evolución de los individuos. Los guías tienen mucha información que hacer llegar a cada persona, pero necesitan de la complicidad de cada ser humano.


Las dificultades que tienen para hacerte llegar la información son muchas:
1. La falta de información que tú tienes de que ellos existen.
2. Las interferencias de otras informaciones erróneas que recibes desde la niñez.
3. Las consecuencias derivadas de tus actos (decisiones, acciones como resultado de esta falta de conexión e información), etc.

El ser humano tiene un plan para poder llevar a cabo su proyecto de vida, pero carece de la información necesaria para acceder a este plan, un plan personalizado, con características individuales, y a la medida de cada sujeto con sus peculiaridades únicas. De ahí la importancia de restablecer esta conexión con nuestros guías. Ellos tienen recursos que nosotros necesitamos para tomar las decisiones más ajustadas a nuestra realidad.

Nuestros antepasados han tenido el doble de dificultades para poder ir hacia adelante en su proyecto. No han podido contar con la ayuda de sus guías y esto ha dificultado su vida, su avance, su evolución. Carecían de respuestas a multitud de preguntas, que sólo sus guías podían responder. El plan de vida de cada ser humano es complejo por sí mismo y hace al individuo único.

El ser humano tiene dos bases principales, afines a todos. Son una forma fisiológica y otra espiritual.
– La fisiológica resulta de la unión de una pareja hombre-mujer, de una semilla bien cuidada de la que crece y nace un ser humano.
– La segunda base, la espiritual, nace de este mismo proceso: en el cuerpo nace y fluye una energía que coexiste en el mismo cuerpo. Esta energía, llamémosle alma, ki, chi, espíritu, etc., tiene una complejidad extraordinaria y pone en funcionamiento el cuerpo con todas sus características y peculiaridades. Este fenómeno tiene infinidad de conexiones externas que ignoramos. Estas son las que todo ser humano tiene con su origen, o sea, el origen de su alma y todas sus características. En este origen están las respuestas a muchas de las dificultades que todos tendremos que afrontar.

La complejidad del alma encierra muchos misterios que al ser humano le cuesta descifrar. No encuentra los caminos que le ayuden a entender su propia identidad. Hoy tenemos respuesta a algunas de estas conexiones del alma. Todas tienen un por qué dentro del propósito de vida de cada persona. Las conexiones tienen la función de unir el alma con todas las características individuales y las herramientas con las que puede contar. Estos hilos que unen al ser humano y sus herramientas, forman parte de estas conexiones que son necesarias para su evolución.

Estas uniones son las que necesitas para tener un flujo con tus guías que están en otro plano de consciencia, desde el cuál te apoyarán en tu plan de vida y te ayudarán a discernir y dirigir tus esfuerzos hacia tus objetivos de esta existencia. Estos hilos, que fluyen de tu alma, te conectan con tus más profundas realidades. Estas cuestan tanto de averiguar que condicionan tu vida de distinta forma. Estos hilos te conectan con tus cimientos y en ellos están tus guías que buscan la forma de transmitirte los pasos más aconsejables y acertados a seguir dentro del plan de vida, que tú tienes y que tú te comprometiste a llevar a cabo cuando saliste del origen para este viaje que es tu vida en este plano.

Estas conexiones también te llevan a tu plan de vida sobre el cual tu Ser Superior tiene muchas informaciones. Es imprescindible, si quieres conectar, enchufarte a tu plan, tener la mejor comunicación posible con él. El Ser Superior te hace tomar consciencia de tus prioridades. Te facilita la energía que necesitas para lograr tus objetivos o de dónde conseguirla. Te aporta información auténtica de tu plan de vida. Tus guías te facilitan las formas, las maneras de llevar a cabo tu plan.

Tú necesitas imperiosamente esta perfecta conexión con ellos, asumiendo que ellos precisan que tú tomes plenamente consciencia de su existencia.

La recuperación, la sanación de estas conexiones es imprescindible para todo ser humano, pues dichas conexiones son el ABC de su autenticidad. Son la unión consciente con sus habilidades personales para afrontar la vida desde la consciencia individual y única de cada ser humano. La reparación de estas conexiones sólo se puede realizar con la toma de consciencia de cada ser humano y de su complejidad. Es esta complejidad la que aflora cuando tomas consciencia de las bases de tu existencia. La evolución es posible gracias a la transformación de tus conflictos, de tus penalidades, los obstáculos que tu plan de vida te ha puesto delante.

La transformación es un paso que puedes dar, asumir, decidir si sabes hacia dónde tienes que dirigir tu atención. Tus guías y tu Ser Superior saben cuál es ese paso cuando están en orden y en paz contigo. Algunas de tus prioridades están relacionadas con el karma familiar que has heredado de tus antepasados, otras de tu aprendizaje para tu existencia en este plano, y otras que tendrás que descubrir por ti mism@ con tu toma de consciencia diaria. Este paso es una revolución interna de mucho alcance para todo ser humano y una necesidad si estás interesado en conectarte con tu propia realidad.

Algunas de tus dudas irán desapareciendo a medida que conectes y medites con ellos. Se reforzarán día a día tus conexiones y reforzarás tu confianza en tus posibilidades. Tu fuerza interior se irá haciendo presente y tus capacidades de amar se irán extendiendo a otros apartados de la vida. Funcionar “al tuntún” o funcionar de acuerdo con tu proyecto de vida es la gran diferencia que supone para una persona realizar este trabajo de toma de consciencia y reparación de los guías y el Ser Superior.

En tus manos está retomar el camino olvidado, empezar a ser tú mism@ y dejar a un lado los errores que tanto te han alejado de tu felicidad, de la sintonía con tu origen. Tu plan de vida está sujeto a muchos hilos, muchos de ellos no tienen respuesta para ti en la actualidad. El estado en que están actualmente, sólo te permite asumir algunas informaciones. Para avanzar con seguridad necesitas que los hilos se junten para así poderlos trenzar y hacer una cuerda. Estos hilos sueltos son la desorientación, el desorden, son la falta de conexión con todo tu plan para esta existencia. Los hilos trenzados son la consecuencia de tu buena conexión con tu plan exclusivo, llevado a cabo y acompañad@ por tus guías y tu Ser Superior. Los paquetes de información que ellos tienen para ti son tan valiosos, que si realmente buscas ordenar y encauzar tu vida, dar forma a tu proyecto de vida, actuar con afinidad a él, tus pasos tienen que dirigirte a llevar a cabo esta sanación con tus guías, tu Ser Superior y tu plan para esta existencia.

La transformación del ser humano tiene un camino a seguir y éste pasa por tener las mejores herramientas que, de forma individual, tiene cada ser humano a su alcance. El acceso a ellas pasa por tener debidamente en orden la comunicación con tu Ser Superior. Él tiene todas las herramientas que tú necesitas o buscas para llevar a cabo tu plan, y los guías tienen las instrucciones de uso de estas herramientas.

Para tu evolución, tu “esencia” (alma, energía) necesita a tu cuerpo con la ayuda de la mente para transformar toda energía densa (de vibración baja, como dolor, tensión, bloqueo, obstáculo, celos, envidia, rabia, ira, etc.). A través de la mente, cambias las energías bajas por energías de fuerza o vibración alta (confianza, fe, voluntad, compasión, constancia, amor, etc.) con las herramientas que te facilita tu Ser Superior y las instrucciones que te facilitan tus guías. Las respuestas que tan alocadamente buscas en muchas direcciones están en los archivos que custodian tus guías y tu Ser Superior y sólo ellos pueden darte acceso a esta información. No hay camino más recto a tus preguntas, por muy enrevesado que éste te parezca. Ellos tienen tu pedigrí, tus posibles itinerarios, tus objetivos, los obstáculos, las facilidades, etc.

La mayor desorientación de las personas se debe a la mala o nula comunicación con todo lo que representan para él sus guías y su Ser Superior o la ignorancia de su existencia, así como el desconocimiento de cómo retomar la comunicación con ellos.

Vamos a reforzar nuestras conexiones con el siguiente ejercicio.


Si tienes el código de conexión con tu Ser Superior y tus guías utilízalo poniendo la palma de la mano derecha encima, cierra los ojos y estate presente al repetir la frase. Si no lo tienes, pon el dedo corazón el nº2 del Código Regulador.

OJO: pon la intención de que fluya como un vapor de color azul claro que te envuelva de los pies hasta un palmo por encima de tu cabeza. Elijo reparar las conexiones con mis guías y mi ser superior

Acceso miembro
Welcome, (First Name)!

Se te olvido? Mostrar
Entrar
Enter Member Area
Mi perfil No eres miembro?. Log Out